Ir al contenido

Memoria Responsabilidad Social 2005-2006 FUNDACIÓN EROSKI

Menú de descarga de la memoria en pdf

Descargar memoria en pdf

Menú de selección de idioma

Indicación de la localización del contenido

CARTA DEL PRESIDENTE

Opciones de visualización e imprimir

  • Enviar a otra persona
Constan Dacosta Simón

En el actual entorno del pensamiento económico crece la corriente que afirma la necesidad de que la empresa aúne de manera inseparable crecimiento económico con responsabilidad social y con respeto medioambiental. De un modo efectivo, no sólo teórico, integrando en la propia cuenta de resultados el efecto de tres variables tradicionalmente disociadas, aunque realmente afectadas por las decisiones diarias de la empresa.

Esta orientación surge en unos tiempos en que el ciudadano identifica a la empresa como agente principal e implicado en resolver los retos sociales y medioambientales a que se enfrenta la comunidad. Para muchos la empresa es un sujeto social que contrae obligaciones con la sociedad, más allá de la creación de riqueza. De este papel se derivan exigencias éticas y el compromiso de contribuir al progreso y al bienestar de la comunidad a la que pertenece.

Esta orientación motiva apelaciones al mundo empresarial desde la OCDE o desde Naciones Unidas, a través de su Secretario General, para asumir protagonismo en la gestión de lo social y medioambiental de manera voluntaria. A través de estas iniciativas se va conformando en la empresa el concepto de responsabilidad empresarial, una instancia que debe integrar los intereses y facilitar la participación de diferentes partes interesadas en sus decisiones. Se produce entonces la porosidad de la empresa. La transversalidad, entendida como planeamiento horizontal que integra diferentes aspectos de forma ascendente y descendente aunando sensibilidades y responsabilizándose de retos y situaciones antes lejanos. Se unen así los ejes responsabilidad-participación-transparencia y sostenibilidad toda vez que la integración de expectativas genera un valor económico social y medioambiental que hace a la empresa sostenible.

Para EROSKI la responsabilidad social es un precepto recogido y definido en nuestra misión empresarial y al que pretendemos dotar de coherencia y transversalidad. Por coherencia con este postulado procuramos adoptar nuestras decisiones aplicando un compromiso de escucha y participación a nuestras partes interesadas. Y ejercemos la transversalidad, asegurando que esa cultura empape a toda la organización y que se vea reflejada en los planes anuales del Grupo, a través de estrategias y políticas integradoras.

Ese compromiso justifica esta Memoria de Responsabilidad Social. Hemos pretendido que sea reflejo de la transparencia y de la apertura a nuestras partes interesadas. Para ello, hemos acudido a un grupo de expertos externos, a cuyo juicio nos hemos sometido y cuyo dictamen recoge esta Memoria. A través de la metodología de verificación ISAE 3000, nuestra información cualitativa y los datos aportados reflejan de manera fidedigna la gestión que de la responsabilidad social hacemos en toda la organización. La metodología seguida es la considerada más homologada y homologable en el ámbito internacional, el Global Reporting Iniciative en su tercera versión (G3), alcanzando la calificación A+, la máxima posible en cuanto a la extensión y calidad de la información.

Nos sentimos una empresa transparente y conectada con las inquietudes de la comunidad. Que mantiene canales abiertos permanentes con trabajadores, consumidores, clientes, tercer sector, universidades, Administraciones públicas y medios de comunicación. Esta Memoria de Responsabilidad Social muestra el balance de esas prácticas, al tiempo que es un medio de expresión más de esa transparencia.

Pese a la favorable evolución que ofrece esta Memoria, estamos lejos de sentirnos conformes con nuestros resultados. No nos faltan mejoras que acometer, ni retos que superar. Los consumidores nos piden un mayor compromiso con su bienestar e información más precisa sobre nuestras políticas y productos. Algunas organizaciones sociales nos instan con firmeza a ir más allá en nuestro compromiso con el medio ambiente. Además, tenemos nuestros propios retos internos. Por aquello de la coherencia, a la que antes hacía referencia, estamos resueltos a reforzar la participación efectiva de los trabajadores en su tarea diaria, muy cerca del tradicional concepto de autogestión; también nos proponemos articular la escucha activa de los consumidores a través de una novedosa y potente fórmula de participación ciudadana.

Nuestro compromiso con la sostenibilidad de este proyecto que se llama EROSKI nos exige fijar objetivos más ambiciosos de mejora, a fin de optimizar la generación de valor allí donde estemos. Y los avances de estos propósitos serán materia para nuestra siguiente Memoria de Responsabilidad Social.

Secciones de la Memoria

Menú con otros recursos de esta página